Retina Argentina
Baja VisiÓn
Volver
11 de octubre: Dia Mundial de la Baja Visión
Stargardt APNES - Argentina

Según la Organización Mundial de la Salud, hay en el mundo 253 millones de personas con discapacidad visual (36 millones con ceguera y 217 millones con discapacidad visual moderada a grave).

  • El 81% de las personas con ceguera o discapacidad visual moderada a grave son mayores de 50 años.
  • Las enfermedades oculares crónicas son la principal causa mundial de pérdida de visión. Los errores de refracción no corregidos y las cataratas no operadas son las dos causas principales de discapacidad visual. Las cataratas no operadas siguen siendo la principal causa de ceguera en los países de ingresos medios y bajos.
  • La prevalencia de enfermedades oculares infecciosas, como el tracoma y la oncocercosis, ha disminuido de forma significativa en los últimos 25 años.
  • Más del 80% del total mundial de casos de discapacidad visual se pueden evitar o curar.

Definiciones

Con arreglo a la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10, actualización y revisión de 2006), la función visual se clasifica en cuatro categorías principales:

  • visión normal;
  • discapacidad visual moderada;
  • discapacidad visual grave;
  • ceguera.

La discapacidad visual moderada y la discapacidad visual grave se reagrupan comúnmente bajo el término «baja visión»; la baja visión y la ceguera representan conjuntamente el total de casos de discapacidad visual.

Causas de discapacidad visual

Según estimaciones recientes, las principales causas mundiales de discapacidad visual moderada a grave son1:

  • Errores de refracción no corregidos: 53%
  • Cataratas no operadas: 25%
  • Degeneración macular relacionada con la edad: 4%
  • Retinopatía diabética: 1%

Las principales causas de ceguera son:

  • Cataratas no operadas: 35%
  • Errores de refracción no corregidos: 21%
  • Glaucoma: 8%

¿Quién está en riesgo?

Personas de 50 años o más: El 81% de las personas con ceguera o discapacidad visual moderada a grave son mayores de 50 años. Con una población de edad avanzada en aumento, más personas estarán en riesgo de sufrir discapacidad visual por enfermedades oculares crónicas.

Menores de 15 años: Se estima que el número de niños con discapacidad visual asciende a 19 millones, de los cuales 12 millones la padecen debido a errores de refracción. Aproximadamente 1,4 millones de menores de 15 años sufren ceguera irreversible y necesitan acceso a servicios de rehabilitación visual para optimizar su funcionamiento y reducir la discapacidad2.

Evolución en los últimos 20 años

En términos generales, el porcentaje de la población que sufre discapacidad visual ha disminuido desde comienzos de los años noventa. Esa disminución se asocia a:

  • el desarrollo socioeconómico en general;
  • una actuación concertada de salud pública;
  • un aumento de los servicios de atención oftalmológica disponibles; y
  • el conocimiento por parte de la población general de las soluciones a los problemas relacionados con la discapacidad visual (por ejemplo, cirugía o dispositivos correctores).

Sin embargo, se calcula que el número de personas con discapacidad visual podría triplicarse debido al crecimiento de la población y a su envejecimiento. Por ejemplo, para 2050 podría haber 115 millones de personas ciegas, en comparación con los 38,5 millones de 2020.

Más del 80% de todas las discapacidades visuales se pueden prevenir o curar. En los últimos 25 años se han realizado progresos en las esferas siguientes:

  • implantación, por los gobiernos, de programas y normas para la prevención y el control de la discapacidad visual;
  • incorporación paulatina de los servicios de oftalmología en los sistemas de atención primaria y secundaria, con énfasis en la prestación de servicios accesibles, asequibles y de alta calidad;
  • campañas de educación y sensibilización sobre la importancia de la función visual, incluida la educación en las escuelas; y
  • liderazgo gubernamental reforzado en las alianzas internacionales, con una creciente participación del sector privado.

Los datos de los últimos 25 años revelan que en muchos países se han logrado progresos importantes en lo que respecta a la prevención y cura de las discapacidades visuales. Además, la reducción considerable de la ceguera asociada a la oncocercosis y el tracoma es parte de una disminución significativa de la distribución de la enfermedad, y ha permitido limitar sustancialmente la carga de morbilidad derivada de esas enfermedades infecciosas. Ello ha sido posible gracias a la fructífera labor de algunas alianzas internacionales público-privadas.

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud

MIEMBROS DE:
FADEPOF
SEGUINOS EN:
Facebook
Twitter
CONTACTANOS:
Tel.: (+54-9) 11 6 955 3411
info@stargardt.com.ar